Kapstein López, P. (2009). Análisis de asentamientos precarios en Valparaíso y su incidencia en el crecimiento urbano. Revista INVI, 19(49). Como citar este artículo
Documento sin título

Revista invi Nº 49, Enero 2004, Volumen 18 : 83 a 101

ANÁLISIS DE ASENTAMIENTOS PRECARIOS EN VALPARAÍSO Y SU INCIDENCIA EN EL CRECIMIENTO DE LA CIUDAD (1)

Paula Kapstein López

En la extensa historia habitacional de Chile, el tema del mejoramiento de asentamientos precarios (ya sea por la acción pública o por las propias comunidades involucradas ha sido objeto de diversos estudios. En este trabajo, sin embargo, se pretendió justamente lo contrario: reflejar la realidad de los barrios marginales en Valparaíso, antes de la intervención estatal o más bien, en algunos casos, a pesar de ella.
El tema de la precariedad en el hábitat humano es de gran complejidad, por lo cual se abordaron los aspectos que se pueden analizar desde el urbanismo, visualizando la realidad del medio físico donde están insertos los barrios, dejándose de lado aspectos igualmente importantes como son los sociológicos, que darían para un estudio posterior.
El presente artículo es un resumen del capítulo más concluyente de este trabajo: el que analiza los tipos de asentamientos extraídos después de categorizar la precariedad en veintiocho barrios situados en distintos cerros de Valparaíso, siempre por sobre el Camino Cintura.

Palabras claves: Mejoramiento de asentamientos precarios.

Within the long housing history in Chile, the topic of the improvement of shantytown, either by public action or by the action of the communities concerned, has been subject of extensive research. This paper aims at exactly the opposite, that is to reflect the reality in shantytowns in Valparaiso, before state intervention and in some cases in spite of state intervention.
Poverty in human habitat is a complex topic and therefore only the aspects that can be tacked from urbanism were taken into account by viewing the reality of the settlement's physical milieu. Some equally important aspects, such as the sociological ones, were left for further research. This paper aims at presenting a summary of the concluding chapter , the one that analyses the type of settlements. This was done by categorising poverty in twenty five shanty towns settled along the Camino Cintura (Cintura Road).

Key Words: Shantytown improvement.

1) El presente artículo es un extracto del trabajo presentado por la autora en el Departamento de Urbanismo de la Escuela Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, para obtención de la suficiencia investigadora dentro del programa de doctorado:"Periferias, sostenibilidad y vitalidad urbanas". Los tutores de este trabajo fueron los profesores Felipe Colavidas E. y Julián Salas S

INTRODUCCIÓN

Las ciudades están creciendo a un ritmo vertiginoso, consumiendo suelo y creando una dependencia energética hacia zonas cada vez más distantes de la ciudad que son las que le surten de recursos. Pero éste no es un problema que pueda únicamente visualizarse desde el punto de vista de la sostenibilidad, hay un asunto aún más urgente que es la carencia de viviendas y las malas condiciones de habitabilidad en que viven muchas personas en las periferias de las grandes ciudades.
Chile está entre los países que cuentan con la tasa de urbanización más alta de Latinoamérica, actualmente ésta es de un 89% y será de un 92% según proyeccio- nes de Naciones Unidas hechas para el año 2.020 (esto quiere decir que un 92% de personas vivirán en núcleos urbanos de más 25.000 habitantes). Estas tendencias apuntan a que la disponibilidad de terrenos y la gestión del suelo serán uno de los problemas claves en el desarrollo urbano en los países en vías de desarrollo.(2)
El rápido crecimiento urbano definido anteriormente da cifras estimativas de un problema difícil de cuantificar que se traduce en otro: la escasez de viviendas para la gran mayoría de familias pobres e indigentes de las áreas urbanas. Esta carencia es el origen de los asentamientos precarios. Los asentamientos precarios en relación a la ciudad, según Joan Busquets (3), se pueden entender como una forma de crecimiento
que se apoya en la transformación de suelo rústico a urbano a través de una definición parcelaria que, a su vez, será el soporte de la construcción de viviendas y de la consolidación del barrio, generalmente sin la previsión de ningún tipo de urbanización.
Se ha elegido estudiar la ciudad de Valparaíso por su identidad formal, es una cuenca que tiene alrededor de cuarenta y dos cerros rodeando la bahía. Esta conformación hace que toda la ciudad tenga una unidad, que sea un todo organizado en torno al mar pero que a la vez tenga diferentes identidades en cada uno de cerros.
Entre 1990 y el 2000, la ciudad ha tenido un crecimiento poblacional del 11,49% según pudo extractarse de los datos obtenidos del Instituto de Estadísticas Nacional (INE); y si este poblamiento se mantiene, en unos 10 a 15 años más la ciudad se verá urbanizada y habitada con densidades superiores a las actuales, hasta el Camino La Pólvora (cota más alta de la ciudad). Ante esta situación lo que puede hacerse es estudiar el crecimiento según sus propias características: espaciales, geomorfológicas y
urbanísticas, para dar unas respuestas desde el mismo planeamiento que lleven a prever los problemas que pudieran surgir derivados de la precariedad que conlleva este crecimiento periférico.

SOBRE LA METODOLOGÍA

Uno de los objetivos del trabajo fue identificar y definir las características de los asentamientos precarios en Valparaíso, para distinguir tipos de asentamientos que reunieran en un esquema sincrónico aspectos como el espacio público y los accesos al barrio, la morfología parcelaria y su relación con el tipo constructivo.
Primero se identificaron los barrios recorriendo las zonas más altas de los cerros y haciendo una toma de datos en terreno. La definición de los asentamientos se realizó posteriormente a través de la observación conjunta de fotos aéreas y de planos de Valparaíso escala 1:5.000, ya que de este modo, se pudieron distinguir algunas características topográficas que marcaban el límite de cada barrio:
- zonas de mayor profundidad en el suelo (quebradas)
- el cambio en la ocupación del terreno
- y la existencia de calles que estuviesen permitiendo un acceso y marcando un contorno al barrio.
De la identificación de los barrios surgió la necesidad de caracterizarlos, para lo cual se tomaron en cuenta los siguientes aspectos:
- Definición del asentamiento: Se realizó tomando en cuenta la antigüedad de las calles y la densidad del barrio.
Se consideró la antigüedad de las calles más importantes que atraviesan cada barrio o que lo rodean, contando con la información extraída del trabajo sobre la evolución de la trama urbana de
Valparaíso de Jaime Fernández Walton (4). Este trabajo estudia dicha evolución manejando las fechas aproximadas de la consolidación de las calles obtenidas del estudio de planos antiguos.
La densidad de los asentamientos se calculó contando las viviendas existentes en el área de cada asentamiento que previamente se había delimitado con la ayuda de la foto aérea, (la foto estaba a escala con lo cual se pudo calcular la superficie de cada asentamiento y con su número de viviendas, su densidad). Como las fotos tienen una antigüedad de diez años, al número de viviendas contadas se le agregó un porcentaje de rango de crecimiento de entre el 10 y el 15 % (por la tasa de crecimiento poblacional de la V Región
que es del 11,49%) dependiendo del asentamiento, pues si el barrio ya se veía densificado en la foto se considera que ha poblado en menor cantidad.
- Geomorfología del asentamiento: Se consideró el cálculo de las pendientes de los terrenos, las posibilidades de soleamiento, las condiciones para la evacuación de aguas lluvias (escorrentía de los terrenos) y cauces existentes.
- Accesibilidad del asentamiento: Se consideró el asentamiento delimitado en relación a la posición de éste dentro de la trama urbana. El tipo de trama generado por la ordenación de calles permite determinar unas características generales de accesibilidad al asentamiento.
- Proceso de parcelación del suelo: Se consideraron en este punto aspectos como: la ocupación del terreno y el tipo de parcelación considerando la calificación actual del suelo por el Plan Regulador.
- Dotación de infraestructuras: Se consideraron todos los servicios que elbarrio pueda tener (agua y saneamiento, pavimentación de calles y alumbrado público, y en otro orden la existencia del Plan de Mejora- miento de Barrios(5) y también se hicieron notar los equipamientos existentes dentro del área delimitada (escuelas, polideportivo o cualquier cancha de fútbol, consultorios de salud, etc). También se consideraron las obras de contención de terrenos que pudieran haberse ejecutado por el Ayuntamiento o cualquier otro tipo de "arreglo del terreno", como escalonamientos, explanaciones o rellenos.
- Definición del tipo de viviendas en cada asentamiento: Se consideraron los aspectos constructivos de las viviendas que permitan determinar su grado de precariedad.


Una vez que los asentamientos estuvieron caracterizados (ver como ejemplo ficha adjunta de características de la calle Miguel Ángel en la FIGURA 1) surgió la necesidad de crear unas categorías de precariedad de los asentamientos que permitiera determinar su influencia en el crecimiento de la ciudad. Para esto se les asignó un puntaje por cada uno de los aspectos arriba descritos de los que los barrios carecían.
Así por ejemplo, la antigüedad de las calles del barrio se puntuó de este modo: cuando el barrio tiene calles de más de 50 años no se le asigna puntaje, si tiene calles de entre 20 y 50 años lleva 1 punto, y si tiene calles de menos de 20 años, 2 puntos. Por la densidad (6), si el
barrio tiene una baja densidad (menos de 15 viv./Há), se le asignaron 2 puntos, si tiene una densidad media (de entre 15 y 45 viv./Há), un punto; y si es de más de 45 viv./Há, ninguno, pues se considera que a mayor densidad mayor consolidación tiene el asentamiento. De este modo cada uno de los aspectos enunciados fueron puntuándose.
La suma de los puntajes asignados por cada uno de los apartados descritos, da una puntuación total de precariedad, que permitió ordenar los asentamientos de mayor a menor precariedad. Ver cuadro resumen de categorización de precariedad (FIGURA 2).


De esta categorización de los asentamientos visitados, se extrajeron unas conclusiones sobre los rangos de precariedad:
- Los mayores puntajes de precariedad (entre 20 y 30 puntos) corresponden en general con un asentamiento de las siguientes características: una toma irregular reciente que carece de la mayor parte de las infraestructuras (sobre todo de las básicas: agua y alcantarillado), tiene una accesibilidad baja, se asienta sobre terrenos altamente vulnerables, la densidad es de media a dispersa (menos de 15 viviendas/ Há), con una vivienda precaria y construida con materiales deleznables que ocupa terrenos sin definir o con una ocupación parcelaria de menos del 60%.
- Los puntajes intermedios de precariedad (entre 15 y 19 puntos) corresponden en general con un asentamiento de las siguientes características: una toma de terrenos consolidada de más de 20/30 años que tiene agua potable, aunque carece de infraestructuras como alcantarillado y contención de terrenos o pavimentación de calles. Tiene una accesibilidad de media a baja, se asienta sobre terrenos vulnerables aunque no tan riesgosos como en el caso anterior, la densidad es media (entre 15 y 45 viv./Há) y las viviendas construidas artesanalmente ocupan predios más o menos regulares que muchas veces cumplen con las ordenanzas de planeamiento.
- Y los menores puntajes de precariedad (menos de 15 puntos) corresponden con un asentamiento de las siguientes características: una toma regularizada o una compraventa de terrenos de más de 50 años que cuenta con las infraestructuras básicas (la mayoría de las viviendas han sido provistas de casetas sanitarias por medio del Plan de Mejoramiento de Barrios), aunque carece de algunas infraestructuras urbanas como pavimentación y de algunos equipamientos. Cuenta con una accesibilidad media, una densidad media- alta (de más de 40viv./Há); y los terrenos sobre los que se asienta el barrio aunque son de fuertes escorrentías no tienen grandes pendientes; la vivienda está construida artesanalmente o con una tecnología de industrialización incipiente, entre estas últimas hay barrios de subvención.
- Por último, se encontraron algunos asentamientos con una precariedad mínima (menos de 10 puntos) definida así: el asentamiento responde a una toma regularizada o a compraventa de terrenos de más de 80 años que cuenta con todas las infraestructuras, aunque puede carecer de algunos equipamientos. Los terrenos sobre los que se asienta el barrio aunque pueden tener fuertes pendientes cuentan con las obras de contención necesarias; el asentamiento tiene una accesibilidad media, una densidad media y la vivienda está construida con una tecnología de industrialización incipiente, cumpliendo con las ordenanzas de edificación ya que la mayoría son viviendas básicas de subvención.
Estos rangos de precariedad se han representado en el plano de categorización (FIGURA 3), donde se aprecia que la mayor parte de los asentamientos en Valparaíso se encuentran en las categorías intermedias.


Finalmente, para terminar con el proceso metodológico seguido, se definió una tipología de asentamientos precarios en Valparaíso; la cual se tomó como base para la elaboración de:

a. Unas hipótesis que den cuenta de cómo podría darse el crecimiento de la ciudad en los próximos años, es decir plantear una estructura previsible de crecimiento de los asentamientos.
b. Unos instrumentos teóricos para la superación de precariedad, avanzando unas recomendaciones a través del planeamiento para mejorar las condiciones de habitabilidad de estos asentamientos.

En este artículo no quedan reflejados los instrumen- tos para superación de la precariedad ya que éste es un tema extenso y que puede ser tratado independientemente del resto del trabajo.

TIPOS DE ASENTAMIENTOS PRECARIOS

La definición de un tipo arquitectónico conlleva, según J. Manuel García Roig (7), la construcción de un sistema de normas como procedimiento cognoscitivo que haga patentes esos elementos comunes a distintas arquitecturas capaces de definir las reglas de formación de las mismas, y por lo tanto, de hacer posible su transmisión. Como procedimiento para la construcción de ese sistema de normas es necesaria
la comparación de diferentes modelos, su ordenación y clasificación, que es lo que se ha intentado hacer en la parte previa de este trabajo, al comparar y categorizar veintiocho asentamientos asignándoles una puntuación de precariedad.
También es necesario definir el concepto de modelo y distinguir entre tipo y modelo. Según J. Busquets(8), basándose en la definición de Quatremère de Quincy, un modelo debe entenderse como un objeto único, aislado, que tiende a repetirse tal cual es. En cambio, a partir de un tipo se pueden concebir obras que no se asemejen entre ellas; es decir el concepto de tipología no ofrece tanto la imagen de algo a imitar con exactitud sino la idea de un elemento que sirve de regla de ordenación en la creación del modelo.
Para Aymonino(9), la tipología es indispensable para la proyectación, no tanto como método de análisis de las necesidades, sino como catálogo de prototipos que han definido y resuelto el esquema de necesidades de un determinado grupo humano. Aymonino propone individualizar en algunos momentos de la historia de una ciudad, las relaciones existentes entre una determinada forma urbana y algunos tipos edilicios. Así, estas relaciones pueden interpretarse como un momento dialéctico del fenómeno examinado a través de un enfoque doble: el análisis de un proceso que tiene una continuidad en el tiempo y que también puede ser discontinuo si se entiende específicamente como el estudio en sí de las relaciones entre tipología edilicia y morfología urbana.
Así pues, si consideramos los asentamientos precarios de una ciudad como un fenómeno urbano que incide notablemente en el crecimiento de la ciudad; de su estudio, categorización y posterior extracción de tipos podemos llegar a definir algunas hipótesis que den cuenta de cómo crece el tejido de la ciudad en cuestión y que lleven, en definitiva, a poder definir la ciudad según sea este crecimiento.

1. Sobre los tipos de asentamientos precarios en Valparaíso:

Los barrios analizados se sitúan sobre la curva de nivel de los 100 metros de altitud, límite definido por el Camino Cintura y por su prolongación: la Av. Alemania.
Se han delimitado veintiocho de estos barrios y, después de compararlos entre sí verificándose aspectos como su situación geomorfológica, su accesibilidad, tamaño y densidad, sus infraestructuras y la tipología de vivienda, planeamiento vigente en el barrio y la ocupación predial, se han definido cuatro tipos generales de asentamientos que inciden en mayor o menor medida en el crecimiento de la ciudad. Estos asentamientos son los que siguen:
- De fondo de quebrada con un desarrollo focal
- De quebrada con un desarrollo lineal
- De cima con las laderas incorporadas en su desarrollo lineal
- De cimas y laderas con un desarrollo extendido.

1.1. De fondo de quebrada con un desarrollo focal: (Fondo de quebrada)

Como una primera característica se puede decir que se trata de un tipo de barrio de baja dinamicidad a lo largo del tiempo. El asentamiento está limitado en su crecimiento por la propia configuración geomorfológica que tiene el entorno: una ladera que cierra la quebrada se opone al crecimiento de la trama urbana y esto es lo que la convierte en un fondo cerrado. Este entorno
cerrado se corresponde con una inundabilidad más alta que en los otros tipos de barrios, pues el lugar funciona como una bolsa que no tiene por donde desaguar las aguas pluviales.
La accesibilidad de este tipo de asentamiento es media o baja pues tiene un punto de acceso y salida, así que independientemente del modelo viario que exista al interior del barrio (sea éste ramificado, lineal o de retícula), al relacionar la accesibilidad con las vías importantes situadas fuera del barrio, ésta siempre estará condicionada por la única entrada al asentamiento. Este punto es de vital importancia en la dinamicidad propia del barrio, ya que al quedar casi como una isla dentro de la ciudad sus posibles cambios a lo largo del tiempo quedan excluidos del desarrollo total de crecimiento y cambio de la ciudad.
Por otro lado, la densidad de viviendas por hectárea de este tipo de asentamiento suele ser de media a alta, ya que la superficie del barrio se va colmatando con el tiempo, configurándose parcelas cada vez más pequeñas, lo que obliga a las familias a construir las ampliaciones de sus viviendas en altura, lo cual aumenta notablemente la densidad del barrio. El fenómeno de densificación es, en este caso, anterior al desborde de los propios límites del barrio (límites que como ya se ha dicho son naturales: laderas con fuertes pendientes que encierran el espacio propio de la quebrada). Ver como ejemplo la ficha de Pueblo Hundido (FIGURA 4).
Conclusión: Se trata de un tipo de crecimiento de desarrollo focal que no incide en la estructura de crecimiento total de la ciudad. Su importancia está más bien vinculada a la posición que tenga el barrio:
si éste está ubicado cerca de calles de conexión importantes, o si el barrio tiene cerca otro asenta- miento de mayor consolidación su influencia podría ser mayor. Es decir su incidencia en el crecimiento de la ciudad depende de otras estructuras de mayor consolidación como barrios o calles importantes.

1.2. De quebrada con un desarrollo lineal: (Quebrada)

Como una primera característica se puede decir que se trata de un tipo de barrio de dinamicidad media a lo largo del tiempo. El asentamiento está más o menos limitado en su crecimiento por la propia configuración geomorfológica que tiene el entorno:
se trata de una quebrada amplia cuyo desarrollo es longitudinal y queda definido por las laderas que encierran la hoya (generalmente son laderas con pendientes superiores al 20%). Ver ficha de Los Chonos (FIGURA 5).


El espacio, en este caso, es más amplio que el definido como fondo de quebrada pero, a lo largo del tiempo, también termina altamente densificado por la falta de terrenos aprovechables. Es decir, este tipo de asentamiento cuenta con terrenos de fuertes escorrentías que además suelen tener peligro de desprendimientos por las pendientes de sus laderas. No existen obras de contención de terrenos, por lo cual la gente adecua como puede la superficie para poder asentar su vivienda dentro de la parcela, es por esto que la parcelación es irregular. Se ha ido parcelado primero donde el terreno tiene menores pendientes hasta llegar a ocuparse también los terrenos de mayores pendientes y escorrentías. Esto está relacionado con el hecho de que la densidad sea media y no alta como ocurre en los fondos de quebrada. La accesibilidad de este tipo de asentamiento es media aunque dispone de varios puntos de acceso desde las mesetas adyacentes, pero al interior de la quebrada la disposición parcelaria y las calles que siguen las curvas de nivel de las laderas o el eje de la quebrada, generan un modelo viario que se ha denominado ramificado. El hecho de que el asenta- miento tenga una accesibilidad media condiciona el que su dinamicidad, su capacidad de cambio y crecimiento, sea también mediana, ya ésta suele estar condicionada a la conectividad del barrio hacia el exterior y también dentro de él.
Con respecto a la densidad de viviendas de este tipo de asentamiento, suele ser de media a alta, ya que tal como pasa en el de fondo de quebrada, la superficie del barrio se va colmatando con el tiempo; lo que sí es diferente es que el proceso de densificación es más lento pues la superficie de la quebrada es mucho más amplia que en el caso anterior, y las parcelas también son más grandes (de más de 250 m2, cuya superficie no toda puede ser aprovechada por las pendientes del terreno). El fenómeno de densificación es, en este caso, paralelo al desborde de los propios límites del barrio, puesto que se densifican primero las áreas cercanas a los accesos a la quebrada y los terrenos con menores pendientes, que suelen ser los cercanos a las cimas adyacentes.
Conclusión: Se trata de un tipo de crecimiento de desarrollo lineal que incide medianamente en la estructura de crecimiento total de la ciudad. Su importancia, como en el caso de fondo de quebrada, está vinculada a la posición que tenga el barrio (si éste está ubicado cerca de calles de conexión importantes) y también a la longitud de desarrollo
que tenga la quebrada, como en el caso de Los Chonos (FIGURA 5) que es un asentamiento impor- tante pues su desarrollo es tal que abarca todo el cerro El Litre donde se ubica. En conclusión, la incidencia de esta tipología en el crecimiento de la ciudad depende de otras estructuras de mayor consolidación y también de la longitud de la propia quebrada.

1.3. De cima con las laderas incorporadas en su desarrollo lineal: (Cima y laderas)

Como una primera característica se puede decir que se trata de un tipo de barrio de dinamicidad alta a lo largo del tiempo. El
asentamiento no está limitado en su crecimiento, más bien la propia configuración geomorfológica que tiene le ayuda a crecer con rapidez: se trata de una cima cuyo desarrollo es longitudinal e incorpora las laderas adyacentes que también se ocupan; son laderas con pendientes superiores al 22%. Ver ficha de la calle Miguel Ángel (FIGURA 1, pág. 87).
Este tipo de asentamiento cuenta con terrenos de escorrentía mínima en la cima y de fuertes escorrentías en las laderas que además suelen tener peligro de desprendimientos. Tiene una ocupación progresiva: se parcela primeramente la cima, en su zona de meseta, y luego se van ocupando las laderas de menor pendiente, hasta que finalmente también se ocupan los terrenos de más de 22% de pendiente. La meseta se ocupa enteramente antes de iniciarse este descuelgue hacia las laderas. Además, el barrio crece rápidamente en longitud, anexionando los terrenos más próximos a la cima, y este desarrollo se estructura por una única calle que recorre en el eje Norte-Sur desde las cotas más bajas de cada cerro, como si fuera una espina dorsal. A esta calle se le adosan las parcelas, que tienen pocos metros de frente hacia la calle y mucho fondo hacia las laderas. Esta misma forma alargada determina la ocupación de la parcela en su zona más plana: cerca de la calle. El modelo viario lineal dice de esta ordenación y condiciona el acceso a las parcelas: único, desde la calle.
La accesibilidad es baja, como ya se ha dicho este tipo de asentamiento cuenta con un modelo viario lineal, y además se ubica con retraso a cualquier calle o avenida de conexión importante (como la Av. Alemania); sin embargo a pesar de su baja accesibilidad desde el plan de Valparaíso, estos barrios tienden a crecer hacia el camino La Pólvora que discurre por la curva de nivel de 300 mts. de altitud. Es decir, se configura un crecimiento direccionado hacia esta vía, que es una estructura consolidada de importancia dentro de la ciudad y que además constituye un acceso más de Valparaíso desde Placilla.
Por otro lado, la densidad suele ser de media a baja, ya que la superficie del barrio no está limitada más que por las laderas adyacentes (que también se ocupan), por lo cual el barrio se extiende rápidamente sin haberse densificado y sin haber alcanzado un mínimo grado de consolidación (pavimentación, equipamientos e infraestructuras). El fenómeno de densificación queda, en este caso, en un segundo plano con respecto a la anexión del suelo próximo en el sentido que marca la calle estructurante del barrio.
Conclusión: Se trata de un tipo de crecimiento de cima de desarrollo lineal que incide fuertemente en la estructura de crecimiento total de la ciudad. Su importancia está vinculada a la dirección que sigue el crecimiento del barrio: tiende a conectarse al camino La Pólvora.

1.4. De cimas y laderas con un desarrollo extendido o circular: (Cima y laderas de desarrollo circular)

Como una primera característica se puede decir que se trata de un tipo de barrio de dinamicidad media- alta a lo largo del tiempo. El asentamiento no está limitado en su crecimiento: las laderas son de pendiente más suave que en los anteriores casos y por esto el barrio se extiende siguiendo las curvas de nivel desde las mesetas por las laderas hasta las quebradas. Ver ficha de Pedro De Oña (FIGURA 6).


Este tipo de asentamiento cuenta con terrenos de escorrentía mínima en la cima y de escorrentías fuertes o medias en las laderas. Tiene una ocupación progresiva: se parcela primeramente la cima, en su zona de meseta, y luego se van ocupando las laderas. La meseta se ocupa enteramente antes de iniciarse el descuelgue hacia las laderas. El barrio crece rápidamente en sentido transversal o siguiendo la dirección marcada por la topografía, para anexionar los terrenos más próximos a la cima; este desarrollo se estructura por un viario ramificado que tiende a convertirse en una retícula en las zonas de meseta y que determina una accesibilidad media en el asentamiento.
Esta accesibilidad media, además se da por una posición del barrio con retraso a cualquier calle o avenida de conexión importante (como la Av. Alemania); y el hecho de que el asentamiento tenga una accesibilidad media condiciona el que su dinamicidad sea también mediana (aunque como esta tipología suele extenderse uniendo dos cerros en su desarrollo su dinámica es más bien media-alta y se sitúa entre la tipología de quebrada de desarrollo lineal y la tipología de cima con laderas de desarrollo lineal).
Por otro lado, la densidad de viviendas por hectárea de este tipo, suele ser media, no tanto porque la superficie del barrio se vaya colmatando con el tiempo, como pasa en otros casos, sino porque el proceso de densificación es más lento pues la superficie del barrio es mucho más amplia que en casos anteriores y las parcelas también son más grandes (de más de 350 m2 y en algunos casos no están ni delimitadas). El fenómeno de densificación es, en este caso, secundario al desborde de los propios límites del barrio o a la anexión de suelo nuevo. La importancia que tiene este crecimiento transversal radica en su capacidad de integrar barrios que quedan separados por quebradas.
Conclusión: Se trata de un tipo de crecimiento de cimas y laderas de desarrollo extendido que incide en la estructura de crecimiento total de la ciudad. Su importancia está vinculada a la dirección que sigue el crecimiento del barrio: tiende a seguir las curvas de nivel uniendo asentamientos ubicados a igual altura pero en distintos cerros.

2. Sobre las hipótesis de crecimiento de los tipos de asentamientos precarios:

En los cuatro tipos de asentamientos se ha observado que el grado de dinamicidad que tiene el barrio está relacionado con su etapa de crecimiento, y ésta a su vez está vinculada a los procesos de densificación o de anexión de terrenos nuevos y sin construir al barrio. En este sentido las etapas de crecimiento de estos tipos de asentamientos en Valparaíso son:
- Ocupación dispersa cuando el barrio está constituyéndose
- Densificación del barrio y creación de redes de infraestructuras urbanas
- Anexión de suelo próximo y desborde de los propios límites del barrio.
La categorización de asentamientos precarios permitió observar que justamente los barrios con un puntaje de precariedad mayor son los que están constituyéndose y que tienen una ocupación dispersa (de menos de 15 viv/Há.).
En una segunda etapa, están aquellos barrios de densidad media (entre 15 y 40 viv/Há.) y alta (sobre 45 viv/Há.) que aunque también tienen un nivel de precariedad importante ya cuentan con algunas infraestructuras básicas como agua potable y saneamiento, y comienzan a tener pavimentación de calles, obras de canalización de aguas o de contención de terrenos. Estos barrios pueden tener una densificación relacionada con la creación de redes de infraestructuras.
Por otro lado, existen barrios que poseen al unísono las etapas de densificación al interior del barrio y la de anexión de terrenos próximos; son barrios que tienen una densidad media, que tienen grandes carencias en equipamientos y en infraestructuras urbanas (sobre todo en los suelos que se van ocupando rápidamente) y una baja accesibilidad pues se localizan en las partes más altas de los cerros. Y, por último, están los barrios que principalmente crecen anexionando suelos dejando de lado la densificación interna del barrio. Poseen una accesibilidad baja y les faltan equipamientos e infraestructuras como obras de pavimentación y contención de terrenos. Son éstos últimos los que están configurando el crecimiento de Valparaíso
hacia el camino La Pólvora. Por último, se han definido las siguientes hipótesis:

2.1. El camino La Pólvora es una vía importante que discurre por la cota más alta de los cerros, definiendo un límite natural para el crecimiento de la ciudad pues, detrás de dicho camino, la altura comienza a descender y por lo tanto cualquier barrio ubicado en
esta zona quedaría fuera de la bahía que es Valparaíso (sin conexión visual hacia la bahía y formando parte de su espalda). Existe una estructura de crecimiento desde los cerros hacia este camino: las calles que recorren el eje de las cimas tienden a extenderse hasta este camino; aunque todavía ninguna ha llegado a conectarse con él.

2.2. Dicho crecimiento se soporta en los tipos de asentamientos observados, los cuales en orden de mayor a menor importancia son:
- De cima con laderas incorporadas en su desarrollo lineal
- De cimas y laderas con desarrollo extendido
- De quebrada con un desarrollo lineal
- De fondo de quebrada con un desarrollo focal

Cada uno de ellos incide en el crecimiento de la ciudad según su grado de consolidación. El primero crece rápidamente anexionando terrenos nuevos sin haber llegado a densificarse el barrio y sin tener equipamientos mínimos ni infraestructuras. El segundo crece anexionando nuevos terrenos en la dirección de las curvas de nivel e integrando asentamientos situados en mesetas diferentes, que tienen una densidad y una accesibilidad media. En el tercer tipo hay un paralelismo entre la etapa de anexión de terrenos y la densificación del barrio, es decir se trasponen los límites de la quebrada pero al mismo tiempo el barrio sigue consolidándose en su interior. Y, en el cuarto, que es tal vez el tipo de asentamiento de mayor consolidación en cuanto a accesibilidad, definición parcelaria, densidad de viviendas por Há, existencia de infraestructuras; pero que por su baja dinámica incide en el crecimiento de la ciudad de un modo indirecto: su rol está, más bien, en considerarse como una estructura urbana de amarre entre barrios consolidados y zonas de menor definición pero ubicadas sobre los ejes de crecimiento de la ciudad (alguna de estas cimas que se prolongan como vías de penetración hacia el camino La Pólvora).

2.3. Las etapas de crecimiento mencionadas anterior- mente no se corresponden con un único tipo de asentamiento, sino que cada una de ellas se puede relacionar a su vez con dos tipos.
- Ocupación dispersa cuando el barrio está constituyéndose: se puede relacionar con los tipos de Cima y laderas con un desarrollo lineal y el de Quebrada con desarrollo lineal; - Densificación del barrio y creación de redes de infraestructuras urbanas: se puede relacionar con los tipos de Fondo de quebrada y el de Quebrada de desarrollo lineal;
- Anexión de suelo próximo y desborde de los propios límites del barrio: se da en los tipos referidos a cimas, el de Cima con laderas incorporadas en desarrollo lineal y el de Cimas y laderas con un desarrollo circular.

Esto permite observar que cada asentamiento puede contar con dos modos de crecimiento, es decir cada barrio alberga uno o dos tipos de crecimiento según sean su trama urbana, su accesibilidad, su morfología parcelaria, antigüedad, infraestructuras, etc.

En definitiva, Valparaíso crece extendiéndose hacia el camino La Pólvora principalmente mediante los tipos de asentamientos relacionados con la anexión de suelo próximo, éstos corresponden a los asentamientos que se ubican en las cimas más altas
de los cerros, que tienen un alto grado de precariedad y una ocupación dispersa pues corresponden a tomas de terrenos que con el tiempo van regularizándose.
Finalmente, comentar que Valparaíso se puede conocer de dos modos: la ciudad presenta una realidad desde el camino Cintura hacia el Plan (zona plana donde su sitúa el centro de la ciudad) y otra, muy distinta, por sobre dicho camino, que es la realidad de la pobreza y de la marginalidad. La mayoría de las ordenanzas y de los estudios de planificación urbana tienden a mejorar la primera de estas zonas. Y aunque también hay sectores deteriorados en las laderas de los primeros cerros subiendo desde el Plan, muchos de ellos están siendo objeto de estudios de restauración urbana.
Existe una segunda hilada de cerros más altos (por sobre el camino Cintura), que son los componen la periferia de la ciudad y cuyo estudio ha constituido el motivo de este trabajo: en estos cerros hay una vitalidad importante dada por un crecimiento de la trama dirigido hacia el camino La Pólvora. Este crecimiento se inscribe dentro del crecimiento de la comuna de Valparaíso, puesto que el camino La Pólvora es un eje que enlaza Valparaíso con Placilla y Laguna Verde, de modo que mientras este eje define un límite natural al crecimiento de la ciudad, por ser la cota más alta de cerros, al mismo tiempo va consoli- dándose como una vía de conexiones a nivel comunal. La urbanización ex novo de la ciudad de Curauma, cercana al pueblo de Placilla, a la cual se accederá por el camino La Pólvora, es un indicador más de la importancia que tiene esta vía como trazado dentro de la comuna de Valparaíso.

NOTAS

1)El presente documento forma parte del proyecto de investigación FONDECYT 1020207 «Interpretación de la obra arquitectónica. Historia de las realizaciones habitacionales de CORMU. Santiago 1966-1976. Se basa en trabajo adelantado por los autores en el proyecto denominado "Arquelogía del Paisaje Urbano de Santiago. Historia de la arquitectura de la CORMU 1966-1976". Este proyecto contó con financiamiento provisto a través del Concurso de Proyectos de Investigación, correspondiente al año 2000, de la Comisión de Investigación de la Universidad Central de Chile.
2)La necesidad de este debate se expresa, por ejemplo, en la reaparición de la Revista del Colegio de Arquitectos de Chile. La edición de su primer N° de reinicio, data de Abril de 1968. El Seminario de CIDUPLANDES "La Metropoli a través de los grandes proyectos" realizado en Noviembre de 1967, ejemplifica tambien este orden de preocupaciones. La preocupación es similar en otros paices de América Latina , el
Congreso Panamericano de Arquitectos de Octubre de 1968 estuvo dedicado al tema de la "Renovación Urbana".
3)Esto de los precedentes debe ser dicho con ciertos resguardos. Las acciones desarrolladas por los Intendentes Vicuña Mackenna en Santiago y Echaurren en Valparaíso tuvieron el alcance de remodelaciones estructurantes de un nuevo orden y centralidad urbanos. Similar importancia tuvieron las remodelaciones asociadas a la acción de la Corporación de Reconstrucción y Auxilio y del Ministerio de Obras Públicas para reconstruir las ciudades dañadas por los sismos de Enero de 1939. Lo que resulta diferente en CORMU son principalmente las remodelaciones habitacionales. Precedentes de este género de intervenciones son las remodelaciones: "Parque Agustinas" (Cumming, Agustinas,
Maturana, Moneda) ; "San José" (Almirante Barroso, Agustinas, Riquelme, Moneda); "Irarrázaval" (Lo Encalada, Irarrazaval, Matta Oriente) todas ellas labor indirecta de CORVI realizada a comienzo de la década de los 60, en conjunto con la Sociedad Constructora Desco Ltda.
4)Las relaciones entre el gobierno de Chile y la Ford Foundation originadoras de este programa fueron impulsadas por Harry Wilhelm, representante de la Ford Foundation en Argentina y Chile y René F. Eyheralde, arquitecto chileno, especialista en programas de esta fundación. En enero de 1964, arribó a Santiago "un equipo de arquitectos y planificadores desde los Estados Unidos. Este equipo incluía al arquitecto W. W. Caudill, Presidente del Departamento de Arquitectura de la Universidad de Rice y socio de la firma Caudill, Rowlett and Scott, Architects (CRS) y al planificador Reginald Isaacs del Departamento de Planificación Urbana de la Universidad de Harvard"..." Este equipo en conjunto con las autoridades técnicas chilenas definió los términos de referencia del programa. Los profesionales a cargo de las operaciones del programa fueron seleccionados entre el personal del MOP y de CORVI: los arquitectos Amador Brieva, Jefe y Planificador del Programa de
equipamiento Comunitario; Rut Baechler y Santos Rubio y los sociólogos Jaqueline de Martinez , Waldo lopez, y Eduardo Lawrence". Entre los consultores externos se menciona a los profesores Frank Vigier (Harvard), Larry Mann (North Carolina),John Friedmann (MIT) Walter Stöer (Viena) (fte:Departamento de Arquitectura, Universidad de Rice, "Diseño para los primeros cinco" Houston 1964.)
5)Al parecer, esta concepción particularista del programa puede haber derivado posteriormente hacia una concepción mas funcionalista basada en estándares de necesidades de equipamiento. Señala Pavez (98) que en
1968 el Programa de Equipamiento Comunitario, dependiente del Departamento de Planes y Programas del MOP (Convenio Fundación Ford), tradujo con el título de "Un sistema de Standard de Equipamiento Comunitario Para Grandes Conjuntos Habitacionales: El Ejemplo Francés" la versión de 1962 de la grilla francesa Dupont de estándares de equipamiento.
8)En la Revista oficial del Colegio de Arquitectos de Chile CA N°81, número destinado a la X Bienal de Arquitectura cuyo lema fue "¿Qué Ciudad Queremos?, el arquitecto J. Marquez, en el marco de una revisión de seis planes para Santiago, da cuenta del Plan 1975 desarrollado en CORMU, en que se elabora una visión microregional e intercomual del Gran Santiago. Según el autor, este plan se desarrolló en dos instancias secuenciales "una primera instancia conceptual que se inicia en 1965, se lleva a cabo en el Taller Miraflores y concluye con la formulación del concepto de "Ciudades Repúblicas Extensas para Chile". Una segunda instancia, en que se elaboran los documentos oficiales, se desarrolla en la Corporación de Mejoramiento Urbano en el período que va de 1968 a 1978". El autor, a cargo de este plan, hace notar que todos los partícipes del Taller Miraflores eran arquitectos titulados en la Universidad Católica de Valparaiso. A mayor abundamiento, indica que el Plan 1975, para verificar la naturaleza del rol metropolitano de Santiago recurrió a un documento sobre estrategia espacial del desarrollo nacional elaborado en Odeplan en que participa también un arquitecto de la UCV.
9)La presencia de tales liderazgos no se circunscribe al plano del ordenamiento territorial metroplitano y parece estar presente también en el plano del diseño arquitectónico y urbano. El proyecto urbano Parque San Luis fue elaborado por un grupo de arquitectos de la UCV bajo la dirección de Miguel Eyquem. (Arq 40 nov.98; 43)
10) En el Seminario "La metrópoli a través de sus grandes proyectos" propiciado por CIDU y PLANDES (Noviembre 1969), el arquitecto Jaime Bellalta del Depto. Técnico de CORMU, concuerda con el arquitecto Moisés Bedrack, quien destaca el carácter aleatorio del repertorio de futuros proyectos de CORMU.
11) Así lo hace ver el Arquitecto de la UCV Miguel Eiquem, principal impulsor y autor del Proyecto San Luis en el Seminario "La metrópoli a través de sus grandes proyectos" CIDU-PLANDES, Stgo. 1968.
12) Una visión analítica de los proyectos CORMU se desarrolla en el Documento de Trabajo N°3. Diseño Urbano y Utopía. Proyecto UCEN 14-2000
13) Declaración de Ricardo Rojas, Periodista, Depto. de RR.PP. de CORMU.

BIBLIOGRAFÍA:

- BUSQUETS I GRAU, Joan. La urbanización marginal. Ediciones Universidad Politécnica de Cataluña. 1999. Capítulos:"El proceso tipológico de la urbanización marginal" y "La corea frente a la vivienda del mercado".
- CAMINOS, Horacio; GOETHERT, Reinhard Elementos de urbanización. Editorial Gustavo Gili. 1984.
- CENTRO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS ASENTAMIENTOS HUMANOS (HABITAT) Informe Mundial sobre los Asentamientos Humanos, 1986. Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo de España. 1987.
- DEL POZO, Alfonso. Análisis Urbano, textos de Caniggia, Aymonino, Scolari. ETSA de Sevilla, año 1997. Capítulo: "El estudio de los fenómenos urbanos" de Carlo Aymonino.
- FERNÁNDEZ WALTON, Jaime. Desarrollo histórico de la estructura viaria de Valparaíso. Facultad de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso. 1974.
- GARCÍA ROIG, José Manuel. Elementos de Análisis Arquitectónico. Universidad de Valladolid. 1997.